miércoles, 10 de diciembre de 2014

El Informe del Rival: Málaga - Celta

El punto de vista desde Vigo.

Artículo escrito para Corazón Boquerón por Marcos L. Bacariza, Director de www.moiceleste.com



Así vemos al Málaga 
Tras un inicio de Liga dubitativo, el conjunto de la Costa del Sol ha enderezado el rumbo hasta el punto de convertirse en una de las sensaciones del presente campeonato liguero. Olvidada ya la brillante etapa de Manuel Pellegrini, el club de Martiricos afronta un reto muy distinto, con una plantilla marcada por la presencia de la cantera. Javi Gracia, un entrenador que despertó cierto recelo en su llegada, está recordando sus brillantes etapas en Cádiz o Almería, colocando al Málaga en la élite de la Primera División.

El Málaga de Javi GraciaSu trayectoria como entrenador es impecable, con la mancha de su temporada en Osasuna, el equipo de su ciudad natal, donde no pudo evitar el descenso. Su etapa en El Sadar fue la excepción a una gran carrera comenzada en la vecina Pontevedra, donde aún se le recuerda con gratitud. Al Málaga lo ha dotado de equilibro, y no ha dudado en apostar por la cantera, con Juanmi o Samu Castillejo a la cabeza.

Dirige un equipo sin los lujosos nombres de temporadas anteriores, pero que está manteniendo el tipo en una liga complicada. Kameni está renaciendo como futbolista en la portería malagueña. El guardameta camerunés es una de las sorpresas agradables, tras varios años en el banquillo, y redondeó una actuación brillante en Riazor, el pasado fin de semana, que le valió los tres puntos a su equipo. Le acompañan el infatigable Welligton, Sergio Sánchez, probablemente en el mejor momento de su carrera, y futbolistas como Camacho, que aportan solidez a la medular blanquiazul.

Pero no son los únicos en los que conviene fijarse. Darder, autor de un precioso gol el pasado fin de semana, Santa Cruz, el ahora lesionado Juanmi, Samu Castillejo, Samuel, Amrabat, Recio o Luis Alberto, están destacando en este primer tramo liguero, y son jugadores a los que tendrán que prestar especial atención los hombres de Berizzo.

Así llega el Celta 
El Celta llega a este encuentro en el peor momento de la temporada, lo cual teniendo en cuenta la octava posición que ocupa ahora mismo el equipo, habla de otro inicio de campeonato tan brillante como el del Málaga. Berizzo llegó este verano a Vigo para sustituir a Luis Enrique, que dejó al equipo en novena posición gracias a un final de campaña espectacular. El técnico argentino, con pasado en el Celta como futbolista, llegó a Balaídos con un libreto muy particular, tras asimilar las enseñanzas de Bielsa dirigiendo O'Higgins, a quien hizo campeón de Chile por vez primera en su historia.
Berizzo junto a Bielsa

La secretaría técnica trabajó bien durante el verano, reforzando las posiciones más debilitadas durante el pasado curso. Sergi Gómez y Planas apuntalaron la zaga, Pablo Hernández fue petición expresa de Berizzo, ya que lo dirigió en Chile, y Radoja llegaba para suplir la ausencia por lesión del antiguo capitán Borja Oubiña. Para la delantera, el Celta estuvo hábil y se hizo con los servicios de Larrivey, que quedaba libre tras una gran temporada en Vallecas. De todos ellos, tan solo Pablo Hernández no está cumpliendo las expectativas.

El resto del equipo es la base del año pasado, con la novedad de Sergio Álvarez en portería tras el traspaso de Yoel al Valencia. El meta de Catoira es uno de los jugadores más destacados esta temporada, con actuaciones portentosas en el Calderón o en el Camp Nou, que significaron puntos para el Celta. La defensa está formada por Hugo Mallo y Jonny en los laterales, mientras que en el centro de la zaga se reparten los minutos Cabral y Fontàs. El primero sufrió una lesión en el Bernabéu, que le impedirá llegar a La Rosaleda, su puesto será cubierto por Sergi Gómez.

En el centro del campo, Berizzo está apostando por Radoja como pivote y ancla del equipo, y por delante de él dos interiores, uno fijo es Krohn-Dehli, y el otro fluctúa entre Pablo Hernández, Álex López o Augusto Fernández. Los delanteros tienen un sitio fijo en el once inicial: Orellana, Nolito y Larrivey son indiscutibles, y sus cifras goleadoras, 15 goles entre los tres, así lo refrendan.

El esquema habitual del Celta es un 4-3-3, con defensa mixta. Berizzo suele ordenar marcajes individuales a los hombres más destacados del equipo rival, y es habitual que Radoja, el medio centro defensivo, se incruste en la defensa si le toca marcar a uno de los delanteros rivales. El pasado fin de semana, sin ir más lejos, Berizzo encomendó oscurecer a Kroos, algo que logró, firmando el alemán uno de sus peores partidos con el Real Madrid, aunque no fue suficiente para sacar algo positivo de un estadio complicado. En ataque, la apuesta es por el juego combinativo, pero también por una presión alta que dificulte la salida de balón del rival y permita al equipo correr hacia la meta rival tras robar el balón en zonas avanzadas del campo.

La Rosaleda no es un campo que se le haya dado mal al Celta en los últimos tiempos. De hecho, no cae derrotado desde la Temporada 2003-04. En Vigo se recuerda todavía el resultado de su último enfrentamiento, una goleadora reparadora que daba aire al equipo tras perder ante el Levante en el peor momento de la temporada, con Luis Enrique muy cuestionado. Este año, el Celta llega también en un mal momento, aunque la situación nada tiene que ver con la del pasado curso. Este Celta es no es el mismo que el del año pasado, y el Málaga solo se parece en su indumentaria al entrenado por Schuster.

Por @MarcosBacariza

No hay comentarios:

Publicar un comentario