jueves, 14 de agosto de 2014

Danza de nombres

En las oficinas de La Rosaleda se trabaja a toda máquina para ultimar la composición final de la plantilla malaguista.


Este podría ser el año de Rescaldani
Una vez las negociaciones por Thievy con el Espanyol no llegaron a buen puerto, es hora de que Mario Husillos eche mano de su plan B para la posición de hombre gol. Más si cabe, teniendo en cuenta que Roque Santa Cruz tiene la pólvora mojada y que el club pretende ceder a Rescaldani. Sin quitarle razón a Javi Gracia, el delantero argentino ha dejado muy buenos detalles esta pretemporada y, a poco que se le conceda confianza, podría ser una de las sensaciones de este año. Mejor tenerlo, por si las moscas.

Si se antoja imprescindible la inmediata llegada de un killer, no lo es menos la de un central / lateral derecho. De momento no hay avances en la incorporación de Amorebieta.

El club también parece dispuesto a seguir vendiendo para aligerar masa salarial. Antunes podría tenerlo hecho con el Sevilla y la salida de Kameni gana enteros en favor de la llegada del malagueño Calatayud.

En definitiva, a pocos días del comienzo de la competición oficial, el Málaga sigue sumido en una incertidumbre de altas y bajas que podría perjudicar a la preparación deportiva seriamente. Todo, por planificar y gestionar los fichajes dando máxima importancia a cada euro. Aún así, el equipo no pinta tan mal, y se confía en un Javi Gracia que a base de esfuerzo y sacrificio, a buen seguro será capaz de sacar lo mejor de la plantilla que le dejen. Por el momento, la mejor operación podría haber sido la compra de parte de los derechos de Horta, podrá revalorizarse si sigue contando con minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario