domingo, 5 de mayo de 2013

El Granada baja al Málaga de las nubes

El Málaga sale derrotado de los Cármenes y prácticamente dice adiós a las opciones de Champions.


Parece que el combustible se agotó por completo en Dortmund. Desde entonces, no se ve a ese Málaga combinativo y peligroso. Más bien vemos a un equipo apático en ataque y que alterna partidos de una irregularidad defensiva impropia de la máxima categoría. Tras la presión a la que han estado sometidos jugadores y cuerpo técnico durante todo el año y la incertidumbre que no cesa, podría darse por buena la temporada con lo realizado, pero no. No puede aceptarse que el equipo eche por tierra algo que tiene al alcance de la mano: La opción de clasificarse para una competición europea. Recordemos que aún puede salir adelante la sanción de la UEFA. En tal caso, el habernos clasificado para Europa League nos daría la oportunidad de cumplir con dicha sanción el próximo año y quedar limpios para el futuro.

Roto el sueño de volver el próximo año a la Champions, hay que reflexionar y pensar si realmente le interesa jugar Europa League a un equipo que probablemente cuente con un presupuesto muy limitado la próxima campaña. En tal caso y paradójicamente, la propia sanción de la UEFA podría forzar al club a luchar por un objetivo hasta el final de la temporada.

Y con todo, dentro de tres días espera una visita al Bernabéu. Para luego jugar contra Sevilla, Deportivo y Barcelona.

Por muy pocas reservas que queden, se debe reflexionar si merece la pena derrumbar un castillo de arena que has tardado un año entero en construir. La afición solo espera que en los próximos cuatro partidos los jugadores lo den todo como han hecho durante toda la temporada y como los dirigentes no han querido hacer desde hace mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario