miércoles, 12 de mayo de 2010

Mal de amores

El romance entre club y afición que se fraguaba hace hoy exactamente tres años con la salvación y la permanencia en segunda división parece estar pendiente de un hilo debido a la situación deportiva por la que atraviesa el equipo.

Y es que cuando se acaba la ilusión y se pierde el respeto no hay nada que hacer.
En lugar de una gran convocatoria con los colores albicelestes, tifos, cánticos, recibimiento a jugadores... Lo que se espera para este domingo es una mayoría de madridistas en las gradas de la Rosaleda además de los pitos de los malaguistas que lleguen a acudir.

Una lástima, pero todo esto quizá sirva para que el presidente se pregunte si es realmente la hora propicia para vender la entidad. Yo creo que si.


2 comentarios:

  1. Estamos en la cuerda floja desde hace ya bastantes jornadas y encima para colmo la última es contra el Real Madrid, para que queremos más...

    Esperemos un milagro, aunque en este partido tengo el corazón dividido, quiero que el Madrid gane la Liga (algo casi imposible) y que el Málaga se quede en primera (igual de imposible)

    Haber que pasa, animo Málaga!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar