domingo, 14 de septiembre de 2008

Crónica: Málaga 0-0 Athlétic

Agencia EFE

Málaga y Athletic se tuvieron que conformar con una tablas sin chispa. Las sombras generadas tras el estreno se ratificaron en La Rosaleda. Los de Tapia, inoperantes en ataque, mandaron en la primera parte y se dejaron dominar tras el cambio de cara del Athletic después del descanso. Las dudas sembradas no se alejan ni de Málaga ni de Bilbao. Cero patatero.
El debate protagonizado en la Rosaleda dejó mal sabor de boca. Ni Málaga ni Athletic decantaron la balanza a su favor y se quitaron el peso de encima que cayó sobre sus espaldas en la primera jornada de Liga. Las buenas intenciones de poco sirvieron.Tapia apostó por Luque al lado de Baha, ofreciendo al marroquí una compañía necesaria que tampoco acabó con las pocas luces en el área contraria. Iraizoz, sobrio y seguro, se encargó de evitar los pocos apuros que le convirtieron en protagonista. El ex del Espanyol sacó una buena mano a un derechazo de Baha y vio pasar cerca de su palo derecho un detalle de Albert Luque. El catalán, dispuesto a resurgir en una nueva etapa en nuestra Liga, estuvo revolucionado todo el partido. En ocasiones, las ganas le taparon tranquilidad y buenas maneras para revolucionar un partido sin sabor.

Fuente: www.marca.com

Imprimir

4 comentarios:

  1. Con un poco más de puntería y fortuna, siguiendo la línea del partido de ayer, obtendremos la deseada salvación.

    Un abrazo y VIVA EL MÁLAGA!!

    ResponderEliminar
  2. Punto importante ante un eque este año muchos puntitos a buenoa equipos, ante un equipo peleon que luchara por mitad de la tabla.
    un saludo
    www.tocaladecara.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Primero decirte que felicidades por estar otra vez en primera. Os falta gol como al Betis pero vosotros por delanteros no será...

    Se acabaron mis vacaciones, a partir de hoy retomo el blog, cuento con vuestras visitas ;)

    ResponderEliminar
  4. Pues vaya vacaciones te has pegao, quien pudiera jeje
    Me alegro de tu regreso, saludos.

    ResponderEliminar