jueves, 27 de marzo de 2008

Entrevista del diario As a Nabil Baha

¿Qué es lo peor de estar fuera?
Ver que no puedes ayudar a los compañeros, que te quedas fuera de la convocatoria y tienes que quedarte en casa. Te obliga a vivir el partido delante del televisor, con el estrés y todo eso.
¿Y esta semana?
Bueno, espero llegar a tiempo. A ver si estoy bien para jugar. Llevo una evolución muy buena, el tobillo no me duele casi nada.
No estando Salva, se hace más necesaria la participación de Baha.
Yo haré todo lo posible para poder jugar. Si el entrenador decide que tengo que jugar con una pequeña molestia, no pasa nada. Si puedo aguantarlo, lo haré.
¿Cómo afronta un futbolista el hecho de tener que jugarse el físico por echar una mano?
El Málaga me ha dado muchas cosas y yo tengo que devolverlo. Si puedo ayudar así, lo haré. El doctor y el cuerpo médico no harán cosas muy arriesgadas. Si tengo que partirme una pierna en el campo, me van a decir que no juegue, seguro.
Baha jugaría hasta cojo...
Sí, por qué no (risas). Con el ambiente que hay aquí, no te puedes perder partidos.
Explíquese.
Cuando ves a la gente, cómo empuja, cómo te reciben... no quieres quedarte en la grada a ver el partido, lo que quieres es estar en el césped para sentir la emoción que te hacen vivir los aficionados.
¿Qué es lo que siente exactamente?
Joder, cuando entras en el campo y escuchas '¡aggg!' (Baha imita el ruido de un estadio en plena ebullición, en este caso el de La Rosaleda, cuando empiezan a gritar y apenas distingues sonidos), te da una fuerza increíble. Ayuda muchísimo durante los partidos cuando los rivales te arrinconan cinco minutos. Te chilla para dar más, eso es lo mejor.
¿Qué esperan del partido ante el Albacete?
Será muy difícil, pero todos los que nos quedan serán así. No podemos elegir.
Fuente: www.as.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario